Movilidad Segura

“La mayoría de las ventas de VO se producen entre particulares y de ellas la gran mayoría corresponden a vehículos de más de 100.000 kms y más de 10 años de antigüedad”

Valora este artículo
(0 votos)

Juan Antonio Sánchez Torres es el presidente de Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios y nos ha concedido esta entrevista para el blog de Fesvial. En ella nos detalla diversos aspectos relacionados con la asociación, su actividad en el sector de la automoción y la situación actual del mercado de VO en España, entre otros aspectos.  

 

José Antonio Sánchez- GANVAM

1. ¿Qué significa Ganvam, qué estructura tiene y qué actividades representa dentro del sector del automóvil?

Ganvam es la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios y representamos un papel importante dentro de las principales asociaciones empresariales, defendiendo los intereses del sector de la venta y reparación de automóviles ante el Gobierno, las distintas Administraciones Públicas y la sociedad en general, potenciando el papel socioeconómico que desempeña el sector de la venta y la posventa.

En la actualidad, agrupamos a cerca de 9.000 afiliados entre concesionarios y servicios oficiales; compraventas independientes; agencias concertadas, y talleres independientes, entre otros sectores de la distribución de automoción, abarcando todo ello a vehículos nuevos y usados en relación con turismos, industriales, motocicletas y tractores agrícolas

2. ¿En qué situación se encuentra el mercado automovilístico español? ¿Cuál es su diagnóstico? ¿Qué previsiones tienen para 2013?

En una situación ciertamente agónica si pensamos que estamos moviéndonos en niveles de ventas de principios de los años noventa, con cifras en torno a las 700.000 unidades, lo que supone una caída del 13,4% el último año y del 43% desde el comienzo de la crisis.

Las ventas de vehículos usados también están dando muestras de un cierto agotamiento con un descenso del 7,4% en 2012 y de un 29% desde que estallara la crisis hace ya cinco años.

La caída de las ventas y el envejecimiento progresivo del parque está teniendo un efecto nefasto sobre la actividad de posventa por dos motivos: por un lado, porque existe menor masa crítica de vehículos para reparar y, por otro, porque por definición un vehículo de más edad se repara menos que uno joven que suele estar cubierto a todo riesgo.

Las previsiones de nuestro sector para 2013 dependerán mucho de la evolución de la economía aunque no esperamos una tímida recuperación hasta finales de este año o comienzos de 2014. También es importante que comience a fluir el crédito para el comprador en un mercado donde, no lo olvidemos, más del 80% de las compras precisa de financiación.

3. Las ventas de coches usados frente a los nuevos siguen en aumento, lo que continúa acrecentado el progresivo envejecimiento del parque automovilístico. Háblenos de esta problemática. ¿Qué medidas pueden tomarse para no prolongar en el tiempo la crisis de demanda que padece el sector automovilístico español?

Es cierto que los coches usados están aumentando su proporción frente a los nuevos; de hecho este año hemos cerrado, según datos provisionales, en una relación de ventas de 2,3 usados por cada uno nuevo pero no porque el mercado de VO crezca sino por la sencilla razón de que no se venden coches nuevos.

Ahora bien, la verdadera problemática en el mercado de usados es que el 60% de las compras de VO se producen entre particulares y de ellas la gran mayoría corresponden a vehículos mileuristas, es decir, de más de 100.000 kilómetros y más de diez años. Se trata de chatarra que está volviendo al mercado como vehículos de tercera o cuarta mano. Le daré un dato, la edad media de los vehículos que se están retirando con el PIVE es de 17 años y actualmente el 45% de nuestro parque supera los diez años de antigüedad.

Otra cosa distinta es cuando es el profesional el que vende estos VO, pues además de revisarlos, utiliza el contrato de compraventa –Ganvam lo tiene consensuado, como exento de cláusulas abusivas con el Instituto Nacional de Consumo y las 17 comunidades autónomas- y de la Garantía “europea” correspondiente.

Otro factor que está favoreciendo el envejecimiento del parque es, sin duda, la falta de confianza en la evolución del empleo y la economía, lo que hace que los usuarios prefieran ahora mismo estirar la vida de su viejo utilitario antes que embarcarse en la compra de un coche nuevo o de un usado de menos antigüedad. En los últimos años han dejado de entrar al parque tres millones de vehículos al retrasar “indefinidamente” el cambio de coche.

Para conseguir reactivar el sector automovilístico es necesario un programa integral de medidas, entre las que figura, sin duda, la renovación del Plan PIVE cuyos fondos se agotarán previsiblemente en este mes de enero, así como otras medidas como la revisión de la fiscalidad del automóvil, la liberalización efectiva de las ITV´s y la supresión de la venta ilegal de vehículos en la vía pública, por no hablar de la lucha a conciencia contra los talleres clandestinos que han proliferado al calor de la crisis.

4. Una de las consecuencias del actual contexto económico que vivimos es el descenso de la venta de coches nuevos y por lo tanto de su producción. ¿Qué medidas se están tomando desde la asociación para paliar los efectos de esta situación e incentivar la venta de vehículos de segunda mano?

Desde Ganvam venimos desde hace muchos años tratando de concienciar a la sociedad de las bondades del vehículo de ocasión y no sólo en cuanto a precio sino en cuanto a garantía, revisiones, mantenimientos, siempre y cuando se adquiera a un profesional. Los concesionarios y compraventas estamos ofreciendo unas estructuras sólidas para comercializar estos vehículos, un trato muy personal a nuestros clientes y unos precios inmejorables –siempre digo que ahora es el mejor momento para comprar un coche nuevo o usado. Los precios de ahora no volverán, estamos hablando de promociones medias en nuevos sin contar las ayudas del PIVE en torno a los 4.000 euros; estos descuentos nos están obligando a reposicionar los precios del VO para hacerlos competitivos frente al VN.

5. La llegada de los coches eléctricos es inminente gracias a los planes puestos en marcha por el Gobierno para estimular sus ventas. En su opinión, ¿de qué manera cree usted que afectará al sector de los vehículos de ocasión la llegada de este tipo de coches?

El mercado de VO es un espejo, un reflejo del mercado de VN, de manera que de un tiempo a esta parte estos, al igual que los híbridos tímidamente comienzan a hacerlo, entrarán a formar parte de él. Ahora bien, primero tenemos que conseguir que exista una demanda real de los vehículos eléctricos y para ello es necesario solventar algunos obstáculos como la falta de autonomía, la ausencia de puntos de recarga, una oferta amplia y, sobre todo, un precio asequible pues estamos hablando de importes tres veces superiores a los de un modelo convencional.

Asimismo, uno de los temas que despierta muchas incógnitas en el mercado de VO es el valor residual de los vehículos, es decir, su valor de reventa en el mercado al final de su disfrute por parte de ese primer usuario, sea un particular o una empresa. Cuando estas incógnitas se clarifiquen estoy seguro de que las compañías de renting estarán más dispuestas a hacer una inversión de futuro en estos modelos.

6. Un mayor control de las inspecciones de los vehículos reduciría la siniestralidad de nuestras carreteras y al mismo tiempo acabaría con la excesiva edad del parque automotriz. ¿Qué postura adopta Ganvam ante una posible liberalización de las ITV?

Somos totalmente partidarios de una liberalización efectiva de las ITV´s para terminar con la situación de oligopolio que actualmente impera en nuestro país. Desde Ganvam propugnamos un sistema mixto como el alemán de manera que los concesionarios y talleres puedan realizar estas inspecciones y existan peritos que de manera aleatoria garanticen que se realizan con total independencia. Sin duda, esta medida revertiría en beneficio del consumidor final que disfrutaría de precios más competitivos, hasta un 30% más económicos, y un mejor servicio.

7. La media de antigüedad de los coches que se están entregando para acogerse al Plan PIVE es de 16 años. ¿Qué balance hacen ustedes de este plan de estímulo impulsado por el Gobierno desde su puesta en marcha hasta ahora?

Sin duda, el balance es muy positivo. Estamos hablando de que en tres meses se han efectuado reservas que superan el 80% del total de la oferta del Plan PIVE y el 50% de los fondos, si bien estas reservas no se han dejado notar todavía en la cifra de matriculaciones del año. Estos planes de ayudas suponen no sólo un incentivo pecuniario a la compra sino sobre todo un incentivo psicológico, un estímulo de confianza tan necesario en estos momentos.

Muchas veces cuando pensamos en planes de ayudas como el Renove, el Prever, el 2000E pensamos sólo en el incentivo que suponen para la compra pero debemos también de considerar que son clave para el cambio de coche, entiéndase, la renovación de un parque muy envejecido, con lo que ello supone en términos de siniestralidad y contaminación medioambiental. En la actualidad tenemos el parque más viejo de Europa sólo superados por Grecia.

8. Recientemente Ganvam propuso la implementación de un paquete de medidas con el objetivo de reducir la presión fiscal sobre el automóvil. ¿Podría concretarnos en qué consisten dichas medidas?

Efectivamente, las cuatro asociaciones que representamos al sector hemos solicitado la puesta en marcha de un plan integral de medidas que actúe en tres frentes para reducir la presión fiscal sobre el automóvil, garantizar la renovación del parque y favorecer el acceso al crédito.

Proponemos así una fiscalidad orientada a gravar el uso del coche en lugar de la adquisición, eliminando o reduciendo el Impuesto de Matriculación y adecuando el Impuesto de Circulación a criterios medioambientales.

También proponemos eliminar o reducir los tipos del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), ya que aunque concesionarios y compraventas están exentos de liquidarlo si revenden el vehículo dentro del año siguiente a compra, la crisis está dilatando los plazos de venta, impidiendo acogerse a esta exención y obligando a pagar un tipo mínimo del 4% que llega al 8% en algunas comunidades.

Planteamos una revisión de la tributación de los particulares con coche de empresa, de tal forma que se rebaje cinco puntos, hasta el 15%, el porcentaje del valor del vehículo que el empresario imputa en el IRPF al trabajador que disfruta de esta retribución en especie.

Asimismo, pedimos desgravar en el IRPF las cuotas de renting para particulares como ocurre en Reino Unido y Holanda, lo que favorecería el cambio de coche cada cuatro años, alentando la demanda y frenando el envejecimiento del parque.

Modificado por última vez en Jueves, 10 Enero 2013 12:09

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.