Movilidad Segura

"El coche eléctrico irá incrementando su cuota de mercado de forma exponencial en los próximos años"

Valora este artículo
(0 votos)

El Gobierno daba recientemente luz verde a las nuevas ayudas para la adquisición de coches eléctricos. No se puede negar que aunque este tipo de vehículo tiene sus defensores y detractores, la concepción sobre él está empezando a cambiar y poco a poco se está abriendo un hueco. Para conocer algo más sobre la situación actual del vehículo eléctrico y las previsiones de futuro, hablamos con Fernando Moreno, Responsable de Movilidad Eléctrica de Bosch España.

1.¿Qué es el coche eléctrico y qué cambios supone respecto al automóvil tradicional?
El coche eléctrico es una evolución del automóvil hacia un concepto técnico medioambientalmente más sostenible. Se trata del vehículo cuya tracción es producida por un motor eléctrico. En función de las distintas configuraciones técnicas y grados de electrificación, podemos tener vehículos híbridos enchufables, eléctricos con extensor de autonomía o eléctricos puros de batería.
 
Respecto al automóvil tradicional, el vehículo eléctrico te permite circular sin emitir gases contaminantes ni ruido de motor, lo que ayuda a preservar el medioambiente. El repostaje también es diferente, tanto en el combustible como en el modo de recarga. Este tipo de vehículos se mueven gracias a la electricidad y su recarga principal va a ser mediante equipos de recarga vinculados al vehículo, en casa o en el trabajo, y por la noche.
 
2.¿Qué ventajas puede suponer adquirir un coche eléctrico?
Una de sus principales ventajas es su bajo coste de uso y de mantenimiento. Con un coche eléctrico se pueden recorrer 100 km con 1€ de gasto de electricidad (con tarifa nocturna). Los mismos 100 km con un vehículo de combustión interna supondría un gasto de 9 € (suponiendo un consumo medio de 6,5l/100 km y 1,4€/litro de combustible). Además los gastos de mantenimiento del vehículo eléctrico son más bajos al no tener que realizar cambio de filtros ni de aceite. Aparte, al adquirir un vehículo eléctrico se está contribuyendo a mejorar la calidad del aire en nuestras ciudades, a disminuir la dependencia del petróleo y a mejorar la eficiencia energética general.
 
3.En cuanto a las desventajas que puede presentar el coche eléctrico, destacan los aspectos referentes a su autonomía, ya que estos vehículos no sólo recorren menos kilómetros, sino que su repostaje es lento. ¿Sobre qué soluciones se trabaja en este sentido?
Desde el punto de vista técnico se está trabajando en numerosos campos para ampliar la autonomía y reducir los tiempos de recarga, y todo ello tanto desde el interior como desde el exterior del vehículo. En el primer caso se trabaja en el aumento de la densidad energética de la batería mediante nuevos componentes químicos y optimizando la gestión electrónica de las celdas, en la introducción de nuevos cargadores con mayor potencia de recarga, en la mejora de la eficiencia del resto de componentes electrónicos del vehículo para reducir su consumo energético, en la disminución del peso global del vehículo, etc. En este campo Bosch también está presente con la fabricación de componentes y sistemas específicos para vehículos híbridos o eléctricos, como son baterías de ion litio, motores eléctricos, cargadores, inversores o sistemas de frenado regenerativos. También desde el exterior del vehículo se puede influir en este aspecto con el uso de puntos de recarga rápidos y ultra rápidos, pero sobre todo disponiendo de una infraestructura de recarga amplia que permita recargar el vehículo allí donde esté estacionado (recordemos que un coche está parado más del 90% de su vida). 
 
4.En cuanto a los puntos de recarga, ¿creen que en la actualidad la red que existe en España es suficiente para popularizar el uso del coche eléctrico y hacerlo accesible a toda la población?
La infraestructura de recarga de acceso público existente en España es aún muy limitada para poder hacer un uso extensivo del coche eléctrico, aunque también es cierto que es superior al número de vehículos eléctricos existentes en el parque móvil. Para fomentar el uso del vehículo eléctrico se debería ampliar la red de recarga, sobre todo potenciando la recarga de oportunidad, y poniendo en marcha soluciones de interoperabilidad que permitan a los usuarios conocer y recargar con su misma tarjeta en cualquier punto de recarga de acceso público. Ésta es además la línea que defiende la propuesta de Directiva que ha emitido la Comisión Europea el pasado enero.    
Bosch también trabaja en este sentido y ofrece soluciones de software tanto para gestionar infraestructura de recarga como para hacer posible la interoperabilidad entre distintas redes de recarga. En el primer caso el conductor conoce en tiempo real dónde se encuentran las estaciones de recarga, si están disponibles, ocupadas o reservadas, planifica rutas, obtiene informes de uso y consumos, etc. En el segundo caso la plataforma de roaming se comunica con los software de gestión de los distintos operadores para permitir que cualquier usuario pueda recargar en cualquier estación de recarga.
 
5.Otro de los inconvenientes es su elevado precio, ya que  hoy por hoy es entre 2.500 y 3.000€ más caro que el mismo vehículo con motor de combustión. Además, su compra tendrá este año una subvención máxima de 5.500 euros en lugar de los 6.000 que había hasta el 2012. ¿Le parece acertada la decisión de cara a promocionar la movilidad eléctrica?
Me parece importante que entre todos intentemos estimular la demanda de vehículos eléctricos e híbridos enchufables y así conseguir mayores economías de escala que permitan abaratar los precios, reducir la dependencia del petróleo y favorecer la reducción de emisiones.
 
La Unión Europea por su parte, también está impulsando de forma indirecta la movilidad eléctrica desde el lado de la oferta fijando objetivos de emisiones a las flotas de los fabricantes. Para el año 2020 el límite se situaría en 95 gramos de CO2 por kilómetro, objetivo técnicamente alcanzable desde la perspectiva de Bosch. 
 
6.Algunos detractores del coche eléctrico, aseguran que la idea de que es más ecológico es relativa. Le reprochan que aunque es cierto que no emite gases contaminantes, la electricidad necesaria para moverlo no surge de forma espontánea: se produce en centrales. Según el avance del último informe de Red Eléctrica de España para 2012, el 20% de la demanda de electricidad en España se cubría mediante carbón, que es la forma más contaminante que hay de producir electricidad, ¿Qué opina al respecto?
El hecho de que no emita gases contaminantes al desplazarse ya es muy importante para ayudar a mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades. Respecto a las emisiones well-to-tank (del pozo al depósito) depende del mix energético de cada país. En el caso de España, tenemos una situación favorable en este sentido. Según ese mismo informe, el 32% de la producción española de energía eléctrica procede de fuentes renovables, lo que permite que las emisiones medias de CO2 en su ciclo completo sean prácticamente la mitad en el caso de un vehículo eléctrico frente a uno de combustión interna. Se puede además conseguir una movilidad libre de emisiones solicitando certificados de energía renovables a las comercializadoras eléctricas.
 
7.Si nos fijamos en los datos, el coche eléctrico no está teniendo la acogida que se esperaba por parte del mercado. Aunque 2012 cerró con un crecimiento del 19%, las unidades situadas en el mercado apenas superaron las 400, ¿A qué cree que se debe?
Creo que hay varios factores que están influyendo en este hecho. Uno es el mayor precio de adquisición en relación a un vehículo convencional de combustión interna. La situación económica general en España no ayuda tampoco a dar este salto y a tener en cuenta cálculos de costes a más largo plazo como es el coste total de propiedad para toda la vida útil del vehículo, y donde en determinados escenarios ya es más rentable la adquisición de un vehículo eléctrico puro o un híbrido enchufable. Por último, también hay un factor psicológico de resistencia al cambio o miedo a lo desconocido.
 
8.En este contexto, la Asociación de Constructores europeos de automóviles ha advertido de que el coche eléctrico no podrá desarrollar su potencial, y ha rebajado sus previsiones de ventas para estos vehículos, que en la próxima década alcanzarán una cuota de penetración de entre el 2% y el 8%, según sus cálculos. La patronal considera que unificar los estándares de recarga es un requisito previo para que los coches eléctricos tengan una cuota de mercado “viable”. ¿Qué opinión le merece? 
La unificación de los conectores en la Unión Europea es muy importante para garantizar la posibilidad de recarga trasfronteriza y para derribar una de las barreras en torno a la movilidad eléctrica. Sin duda que esta unificación favorecería el desarrollo del vehículo eléctrico. La Comisión Europea ya está trabajando en este sentido y el pasado enero presentó una propuesta de Directiva que fija como estándar europeo el conector tipo 2 (Menneckes) para corriente alterna y el Combo 2 para corriente continua.
 
9.En el caso de España, la previsión del Gobierno para ese año es de un millón de coches eléctricos en España. ¿Cree que es una cifra realista?
Parece una cifra ambiciosa dado el bajo volumen de matriculaciones de vehículos eléctricos que hemos tenido hasta la fecha, pero también es cierto que la oferta ha sido poco variada. A partir de finales de este año empiezan a llegar vehículos eléctricos puros de segunda generación con mejores prestaciones que seguro tienen mejor acogida. También van a empezar a llegar más modelos híbridos enchufables, vehículos que creo van a ser los que mayor cuota de mercado tengan dentro de los eléctricos, puesto que ofrecen los mejor de los dos mundos. En Bosch distinguiríamos dos fases en la implantación del vehículo eléctrico. Una inicial de lanzamiento y adopción paulatina de este tipo de tecnología que puede durar hasta finales de esta década, y otra de madurez y uso más generalizado a partir del año 2020.
 
10.¿Cree que, como muchos opinan, el coche eléctrico es el coche del futuro?
Creo que el coche eléctrico irá incrementando su cuota de mercado de forma exponencial en los próximos años, sobre todo en el ámbito urbano de países desarrollados, pero en las próximas dos décadas será aun el motor de combustión interna el que predominará. Por este motivo debemos seguir mejorando la eficiencia y el nivel de emisiones del vehículo tradicional, y buscar soluciones de hibridación que refuercen este camino. En este sentido, Bosch apuesta por seguir desarrollando tecnologías que nos permitan mejorar nuestra calidad de vida.
Modificado por última vez en Viernes, 24 Mayo 2013 07:46

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.