Movilidad Segura

Martes, 02 Julio 2013 08:05

España reduce un 67% las muertes en carretera en lo que va de siglo

Valora este artículo
(0 votos)
Así se desprende de los últimos datos ofrecidos por el European Transport Safety Council (ETSC). Este organismo, que procesa anualmente los datos de seguridad vial de 31 países –los integrantes de la Unión Europea, Suiza, Serbia e Israel- analiza los pasos para la consecución del objetivo europeo de seguridad 2011-2020: disminuir a la mitad las muertes en carretera en Europa.
Según su último informe, a finales de 2012 España había conseguido ya la mitad del objetivo marcado para toda la década, al haber reducido el número de muertos en accidentes de tráfico desde 2010 en más de un 25 por ciento, el cuarto país con mayor bajada por detrás de Malta (40 %), Dinamarca (31 %) y Noruega (30 %).
 
Las cifras son todavía más llamativas en cuanto al descenso de la mortalidad en las carreteras desde 2001, año en el que arrancó el primer objetivo de bajar a la mitad la siniestralidad por esta causa en Europa. Desde entonces, según los datos del ETSC, España ha reducido las muertes en un 67 por ciento, solo superada por Letonia, que lo hizo un 68 por ciento. 
 
A pesar de que los datos invitan a pensar que la reducción de víctimas debería continuar, los expertos aconsejan moderar el optimismo, ya que el número absoluto de muertos sigue siendo elevado, y el ETSC cifra en 1.834 las víctimas mortales en España en 2012. No obstante, analizando las cifras en relación con el tamaño de la población y el parque automovilístico, el balance español es de 40 muertos por cada millón de habitantes, por debajo de la media de 55 por millón del conjunto de los países analizados en el informe.
 
Malta, Reino Unido, Noruega y Suecia, por este orden, fueron los países más seguros en 2012, con tasas de 30 o menos muertos en carretera por millón de habitantes; mientras que España se sitúa en un segundo escalón de países con 40 o menos, junto a Dinamarca, Israel, Irlanda y Holanda.
 
La evolución de las tasas de mortalidad en las carreteras europeas por cada millón de habitantes refleja que se ha pasado de 113 a principios de siglo, 62 en 2010 y, finalmente, 55 por cada millón de habitantes, según los últimos datos del ETSC, correspondientes a 2012. En el caso de España, en 2001 la tasa superaba ampliamente la media europea de 113 y se situaba por encima de los 130; en 2010 ya estaba por debajo (54 frente a los 62 de media en Europa) y en 2012 se situaba entre los nueve países con menos siniestralidad por millón (40 frente a los 55 de media europea).
 
Los datos invitan al optimismo, aunque la Dirección General de Tráfico (DGT) insiste en que hay que extremar las precauciones este verano, especialmente en aspectos como la circulación por carreteras secundarias, en las que perdieron la vida 208 de las 260 personas muertas en julio y agosto del año pasado. Los trayectos cortos, el uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, el consumo de alcohol y drogas, y el control de velocidad, son otras de las cuestiones a las que los expertos recomiendan prestar especial atención.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.