Movilidad Segura

Miércoles, 10 Julio 2013 10:07

Tráfico intensificará los controles de alcohol y drogas en carretera

Valora este artículo
(0 votos)
La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha desde hoy una campaña para intensificar los controles de alcohol y drogas, que durará hasta el próximo 15 de julio. El objetivo es concienciar a los conductores sobre el enorme riesgo que supone ponerse al volante habiendo consumido alguna de estas sustancias.
Tráfico advierte de que conducir tras haber ingerido alguna sustancia psicoactiva afecta a las capacidades físicas y mentales del conductor e incrementa entre dos y siete veces la probabilidad de provocar o sufrir un accidente de tráfico; pero el consumo de alcohol o drogas durante la conducción no sólo está relacionado con una mayor accidentalidad, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.

En España, este problema no solo no se ha reducido en los últimos años, sino que presenta una tendencia al alza. Así, casi la mitad (el 47,3%) de los muertos en accidentes de tráfico en 2012 y que fueron analizados por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos (medicamentos que alteran la conducta), un 2,3 por ciento más que el año anterior y hasta un 7,3 por ciento más que en 2008, según la última memoria del instituto, que apunta a "una tendencia al alza" en el porcentaje de positivos. 
 
¿Cómo se llevarán a cabo los controles por consumo de drogas? Hace ya más de un año que la DGT puso en marcha una campaña de tolerancia cero al respecto. Desde hoy, los Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil tomarán una muestra de saliva del conductor que introducirá en un dispositivo que analizará la muestra. Si el resultado es positivo, se obtendrá una segunda muestra de confirmación, que se enviará directamente a un laboratorio para su posterior análisis, sin perjuicio de que el conductor pueda solicitar una prueba de contraste en sangre. 
 
Si finalmente el resultado es positivo, el conductor será sancionado con una multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del carné de conducir. Si además el conductor presenta una sintomatología evidente de conducir bajo la influencia de sustancias psicoactivas, será puesto a disposición judicial imputado por un delito contra la seguridad vial. En caso de que el conductor se negara a someterse a estos controles de drogas sería castigado con penas de prisión de seis meses a un año y la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotor por tiempo superior a uno y hasta cuatro años

Esta campaña se enmarca dentro del calendario anual de acciones que la DGT realiza sobre factores de riesgo de accidentes y contará con la colaboración de voluntarios de la Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos (Aspaym), que concienciarán a los conductores sobre las consecuencias que puede tener el alcohol y las drogas en la conducción.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.