Movilidad Segura

La capacitación, la educación y la formación vial claves para lograr los objetivos del Decenio

Valora este artículo
(0 votos)
Durante los últimos años, la seguridad vial, es un problema que preocupa en gran medida a los gobiernos de los países y a la población en general. En una sociedad en la que impera la movilidad, los desplazamientos por carretera causan todos los años miles de víctimas mortales y heridos, de diversa consideración. Es por ello que desde diferentes instituciones, entidades, fundaciones, administraciones y sectores, se está trabajando para mejorar la seguridad vial y evitar que se produzcan accidentes de tráfico.

Para realizar este trabajo con éxito es fundamental aplicar medidas efectivas, tales como la capacitación, la formación y la educación de los ciudadanos en materia de seguridad vial, y construir de esta forma pilares básicos, sobre los que seguir trabajando.
Bajo este lema “ Capacitación, formación y educación”, se ha celebrado en junio en Madrid el Congreso Inter-CISEV. Este congreso tenía el objetivo de convertirse en un encuentro de expertos en seguridad vial de toda la comunidad iberoamericana.
El congreso fue organizado por IVIA (Instituto Vial Ibero-americano), la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), FESVIAL (Fundación para la Seguridad Vial) y la Fundación Mapfre.
Hemos preguntado a Jacobo Díaz, Presidente del Instituto Vial Ibero-americano (IVIA) sobre el desarrollo del Congreso y los objetivos logrados.
 
1.- ¿Con qué finalidad se organizó el Congreso Inter-CISEV?. ¿Cuáles fueron los principales objetivos del Congreso?. ¿Considera que se han logrado?
El Instituto Vial Ibero-Americano (IVIA), con sede en España, es una de las organizaciones internacionales que, desde hace tiempo, vienen alertando sobre la lacra de los accidentes de tránsito en América Latina y el Caribe, y poniendo en marcha diversas iniciativas orientadas a reducir sus demoledoras cifras. Más de 140.000 personas mueren cada año en los países de esta región en siniestros viales, la más castigada del mundo por la accidentalidad del tránsito, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 
 
Desde el año 2008, el Instituto Vial Ibero-Americano organiza el Congreso Ibero-Americano de Seguridad Vial (CISEV) con el objetivo de compartir conocimientos y experiencias que lleven a un cambio definitivo en la forma de afrontar la siniestralidad relacionada con la circulación viaria. Hasta la fecha se han celebrado cuatro ediciones de este foro, en Costa Rica (2008), Argentina (2010), Colombia (2012) y México (2014).
 
Este año 2015, con el fin de potenciar aún más sus acciones, IVIA ha convocado entre los días 15 y 17 de junio en Madrid (España) el I InterCISEV, un encuentro también internacional que, tomando como referencia al propio CISEV, ha tratado en profundidad materias que éste aborda desde una perspectiva más genérica.
 
En concreto, el primer InterCISEV ha puesto el foco en la capacitación, la educación y la formación vial como claves para lograr los objetivos del Decenio de reducir a la mitad las muertes por accidente. 
 
En concreto, el encuentro se ha planteado con el propósito de ofrecer un nuevo enfoque para afrontar los siniestros viarios, englobando medidas ya probadas con éxito en diversos países, y profundizando de manera sistematizada, reglamentada y coordinada en la capacitación de quienes tienen la responsabilidad de intervenir en los planes de infraestructuras, configurar los marcos legales de sus países y concebir los ejes de la gestión y el control del tráfico.
 
La formación de los conductores profesionales, así como de los propios formadores, y las herramientas más adecuadas para educar a los jóvenes y potenciar en las empresas la seguridad de sus trabajadores han sido también centro de atención del primer InterCISEV.
 
El programa ha sido ambicioso, pero estoy convencido de que hemos sentado las bases para cambiar algunos planteamientos que es urgente que seamos capaces de superar.
 
2.- La capacitación, formación y educación, son los temas principales sobre los que se centraba el Congreso, ya que son aspectos fundamentales para mejorar la seguridad vial y por lo tanto contribuir a prevenir los accidentes de tráfico. ¿Considera que se están potenciando y desarrollando correctamente en los países latinoamericanos?. ¿Qué aspectos considera que se deberían mejorar?. ¿Qué país de los participantes en el Congreso ha mejorado en formación vial en los últimos años, y cómo ha repercutido en sus índices de accidentalidad?
La formación de los conductores es una de las asignaturas pendientes en la región de América Latina. La necesidad de un marco regulador adecuado, el establecimiento de pruebas teóricas y prácticas, el endurecimiento de los procedimientos para obtener las licencias, la formación de los formadores viales, la regulación de la formación en simulador, la formación de infractores reincidentes, etc. son algunos de los aspectos a los que es preciso dar respuesta de forma homogénea en los países.
 
Además, sería deseable que las prácticas irregulares de compra de licencias de conducir o la posibilidad de adquirir una licencia en una región cuando se ha perdido en otra quedaran totalmente erradicadas en el área de América Latina y Caribe, en virtud del cambio radical que estos países están dispuestos a dar en materia de seguridad vial.
 
Tal y como se ha puesto de manifiesto en los debates desarrollados en el Congreso, sería indispensable la configuración de un espacio homogéneo de formación de conductores en la región de Iberoamérica, respetando la independencia de los estados pero asegurando unos mínimos requisitos de seguridad y calidad. 
3.- De las políticas, acciones, experiencias, buenas prácticas, etc. expuestas en el Congreso, ¿cuáles han sido las más novedosas y/o útiles? ¿Qué ámbito de la seguridad vial requiere mayor focalización en capacitación, formación y educación?
El Comité Técnico del Congreso premió dos iniciativas que merecieron este reconocimiento precisamente por su carácter innovador y por el éxito que vienen cosechando.
 
Se trata de los “Road Shows”, que organiza la asociación TRAFPOL, Policías por la seguridad vial. Y el programa “Enseñando con el ejemplo”, desarrollado por la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, en Colombia.
 
El “Road Show” es una interesante y novedosa actividad educativo-preventiva multimedia representada en un teatro por los protagonistas reales de un accidente de tránsito. Se dirige a los jóvenes de entre 16 y 25 años, con el propósito de concienciarles sobre las conductas de riesgo en la conducción de vehículos, recurriendo para ello a la recreación de una noche en la vida de un joven que comienza como cada fin de semana en la discoteca con sus amigos y que finaliza con la tragedia inesperada de un accidente de tránsito. Hasta la fecha han realizado más de 400 representaciones, que han presenciado 150.000 jóvenes de distintos países de LATAM.
 
Por su parte, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, la capital del Departamento de Santander, en Colombia, consciente de la importancia de la formación y la educación para mejorar la seguridad vial, ha llevado a cabo la iniciativa –también premiada por el Comité Técnico del I InterCISEV- “Enseñando con el ejemplo”, que se ha centrado en distintas actividades formativas dirigidas a diferentes grupos de edad y colectivos, a través de aulas móviles, parques-escuela, charlas en universidades, etc. En el medio plazo, el programa contempla acciones de capacitación dirigidas guías de tránsito, con especial atención a los más pequeños en la puesta en marcha de actuaciones con un horizonte temporal más amplio.
 
El primer resultado de la iniciativa fue una reducción de un 32% de las víctimas en accidentes de tráfico entre 2013 y 2014.
 
4.- ¿Cuáles han sido las principales conclusiones y compromisos adquiridos en el Congreso?. ¿Cuándo está previsto organizar una nueva edición y dónde?
Los expertos reunidos en Madrid estos días, procedentes de una quincena de estados, han llegado a la conclusión de que, actualmente, la mayoría de los países ha dejado atrás una manera de trabajar obsoleta que se centra en la aplicación de acciones independientes sobre uno de los factores que convergen en el tránsito: la infraestructura, el factor humano y el vehículo.
 
Hoy en día los planes y programas tienen un carácter integral, en tanto que se ha demostrado que lo más eficaz es actuar de una manera colaborativa, en pos de un sistema más seguro. Como ejemplo a seguir, la Unión Europea, donde en 2013 se estableció un único modelo de permiso de conducción. Y en esta dirección es en la que, desde el InterCISEV, se ha instado a gobiernos, agentes públicos y privados, organizaciones, empresas y usuarios a trabajar conjuntamente.
 
Un camino que IVIA seguirá recorriendo también para aportar su grano de arena en un proceso complejo y arduo. Ahora ya con la vista puesta en Santiago de Chile, la próxima parada del Congreso Ibero-Americano de Seguridad Vial en 2016, los días 18, 19 y 20 de octubre.
Modificado por última vez en Miércoles, 08 Julio 2015 07:53
Más en esta categoría: « Entrevista Amparo López

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.