Movilidad Segura

Miércoles, 05 Agosto 2015 08:31

¿Conoces uno de los elementos que más vidas ha salvado según la OMS? Averígualo.

Valora este artículo
(0 votos)
El cinturón de seguridad es, según la Organización Mundial de la Salud, uno de los inventos que más vidas ha salvado. En España, el uso del cinturón es obligatorio desde 1974 en carreteras y 1992 en zonas urbanas.
Como elemento de seguridad pasiva más importante, actúa como freno de nuestro cuerpo en caso de impacto, su finalidad por extraño que pueda parecer no es que los pasajeros no se muevan en caso de choque, sino que amortigüen su deceleración.
Cuando se circula en vehículo dotado de cinturones de seguridad, los ocupantes deben tener en cuenta algunas cuestiones respecto al cinturón:
- En caso de choche frontal, el uso del cinturón: divide por nueve el riesgo de fallecimiento y de heridas graves en la cabeza.
También reduce en una cuarta parte el riesgo de heridas, fracturas y lesiones de otro tipo.
- En caso de alcance, el uso del cinturón: reduce la mitad el riesgo de muerte o de heridas graves.
Estos datos son válidos tanto para las plazas delanteras de cualquier tipo de vehículo como para las traseras. Ponerse el cinturón en las plazas traseras es tan importante como hacerlo en las delanteras.
Tanto la no utilización del cinturón de seguridad como su uso incorrecto multiplican las posibilidades de fallecimiento o lesión grave, por lo que desde FESVIAL queremos proporcionar una serie de recomendaciones para el correcto uso del cinturón:
- El cinturón debe estar bien ceñido al cuerpo. No se deben utilizar pinzas o ropa demasiado voluminosa como abrigos.
- Igualmente, no se debe poner nada debajo del cinturón, como por ejemplo una almohada para ir más cómodo.
- Una vez abrochado, hay que comprobar que no esté enganchado o enrollado en alguna parte de su recorrido.
- La parte superior de la cinta debe pasar por la clavícula, entre el cuello y el hombro; nunca por el cuello, pues podría causar lesiones graves en caso de accidente. La banda pélvica, o banda abdominal, debe pasar por encima de los huesos de la pelvis y no por encima del abdomen.
- Nunca hay que llevar el cinturón con dobleces o retorcido dado que puede ser peligroso y además pierde eficacia. 
- El cinturón debe cambiarse cuando se ha sufrido un golpe pues el trazado del mismo habrá perdido su eficacia o incluso puede haber roturas en los sistemas de anclaje.
No cabe duda que el uso del cinturón de seguridad aporta numerosos beneficios y salva muchas vidas. Ponte siempre el cinturón.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.